Puerto Bahía Blanca

El complejo portuario Bahía Blanca está constituido por un conjunto de instalaciones diseminadas a lo largo de 25 Km. sobre la costa norte del estuario de Bahía Blanca. Ubicado en un nudo de comunicaciones, vial y ferroviario, es una puerta que abre al mundo su extraordinario Hinterland conformado ni más ni menos que por la Llanura Pampeana: una fuente indispensable de alimentos mundial, y la Patagonia: un reservorio natural vital del planeta. Por eso, un puerto que abre las puertas al mundo.

Ingresando desde el Océano Atlántico hacia el oeste se encuentran en primer lugar las boyas para el manipuleo de hidrocarburos de Punta Ancla
y Punta Cigüeña, siguiendo luego el muelle comercial de Puerto Rosales, e inmediatamente a continuación Puerto Belgrano, que es la base naval
más importante de la Armada Argentina.

El sistema portuario de Bahía Blanca ofrece un amplio espectro de
servicios y alternativas de operaciones, con vinculación por vía
marítima a los distintos países. Accesos viales y ferroviarios que lo relacionan con todos los centros de producción de Argentina.

¿Un estuario o una ría?

Bahía Blanca es definitivamente un estuario. Según la Real Academia Española : "Estuario: es la desembocadura de un río caudaloso en el mar, caracterizada por tener una forma semejante al corte longitudinal de un embudo, cuyos lados van apartándose en el sentido de la corriente, y por la influencia de las mareas en la unión de las aguas fluviales con las marítimas"'. De ese modo una característica importante de un estuario es la alternancia y la mezcla, tanto de las aguas continentales dulces y las aguas marinas saladas, como de sus cargas de sedimentos: invasión del agua marina en la marea alta (pleamar), y la salida del agua fluvial en marea baja (bajamar). No caben dudas, la definición de estuario coincide perfectamente con la bahía Blanca.

¿Pero entonces, qué es una ría?

¿Recurriendo nuevamente a la explicación de la Academia: "Ría: es la penetración que forma el mar en la costa, debida a la sumersión de la parte litoral de una cuenca fluvial de laderas más o menos abruptas". Es claro que Bahía Blanca, a diferencia de una ría, no es una cuenca fluvial de laderas altas, sino de planicie costera y, además como se señaló, con una gran alternancia de las aguas y sedimentos. ¿Entonces por qué se llama ría al estuario bahiense? La respuesta, hay que reconocerlo, es más emotiva que científica. La utilización del término ría tiene un carácter coloquial por su fuerte instalación cultural en la tradición bahiense. Pero técnicamente, Bahía Blanca es un estuario de planicie costera.